General, ondas

Engatusar

Son cerca de las 20 horas de un día cualquiera en noviembre. Calurosa noche en Asunción. Luis Alberto de Herrera e/ Yegros es el escenario.

 

Un vehículo atropella y despedaza a un animal de la zona. Un felino sin rumbo al que nueve vidas no le fueron suficientes. Sólo le quedan sus extremidades y cabeza. Todo el torso fue desparramado por el asfalto. Su espinazo se muestra, cual sublime, grotesco.

 

Un colega se le acerca y con poca gracia pero mucho esfuerzo, lo retira del camino.

Acarrea el cuerpo sin vida hasta la vereda. Y sin transeúntes que lo molestaran, procede a su tarea.

Ya que hay hambre y no hay pan duro. Que mejor que un pedazo gatuno.

Es así como el canibalismo que no nos trajo, bajo una absurda idea de nobleza, nos lleva a la conclusión sin pereza de que nos han engatusado.

 

Estándar

8 thoughts on “Engatusar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s