General, música, ondas

Crecí en los 90

Crecí en la década antepasada. Críado frente al televisor, visitaba de vez en cuando la radio y no le tenía mucho aprecio a los libros. Eran para mi esa tía que cuando te ve te estira los cachetes y te da un beso con saliva, de esos que dejan un aroma no muy agradable impregnado.

Alejado de las canchas hasta el 2011 por una indeseable lesión de rodilla, esta noche me surgió el lado melancólico. Nada que ver con el lado alcoholico, que también es otro en esta geometrica representación de mi personalidad.

La cuestión es que suelo ver que, obnubilada por la tecnología suele agradecer por haber nacido en esta época en la que tenemos todo a mano. No hace falta tener el coeficiente intelectual de Larissa Riquelme para sacar cálculos y comprender que era tras era, las personas habrán sentido lo mismo y lo seguirán haciendo.

– Cavernícola 1: Boludo!!! Hice fuego

– Cavernícola 2: ¡Que maestro! Que grande vivir en esta época. Que se vean esos trogloditas de antes. Que venga ahora ese tigre rompebolas, no sabés lo que le hago.

Y así por los siglos de los siglos hasta el fin del sol.

Francamente, obviando esta breve y molestosa introducción, el post tiene como objetivo presentar cosas que me marcaron durante la década del 90, en la que me formaba física e intelectualmente, para años posteriores de masturbación ininterrumpida. La mayor parte de mis recuerdos están basados en el deporte.

El primero que tengo de la televisión es la mascota del Mundial de Italia 90 y a mi viejo un poco disgustado cuando enfocaban a Maradona durante la entonación de un himno.

De ahí en adelante, karting, fútbol y posteriormente basquétbol fueron las actividades deportivas a las que le dediqué mucho tiempo y poco esfuerzo. No obstante, a lo que vinimos.

5. La penúltima vez que lloré por algo relacionado al deporte. 1 de mayo de 1994. Ayrton Senna, fallecía tras un accidente en Italia y le dejaba todo servido a Michael Schumacher para que se convirtiera en el piloto más ganador de la historia de la fórmula 1. Muchos recuerdan el accidente del brasileño, pero pocos se acuerdan de como manejaba con lluvia, cuando los demás frenaban, el aceleraba.

4. El 5 de abril de ese mismo año, anunciaban por Mtv mientras pasaban un video de los Guns ‘n Roses, que Kurt Cobain había muerto. Se suicidó de un balazo. Y eso que el juraba que no tenía un arma. Lo cierto y concreto es que Nevermind fue el primer cassette que me compraron mis viejos, así que, más que merecido el recordatorio.

3. Mike Tyson. Sí, se que el deporte también me mostró a Jordan y Sampras en esa época, pero no me puedo olvidar de Tyson. Era un monstruo, demoledor. Recuerdo noches de sábado en Iturbe en las que se paralizaba todo el pueblo porque peleaba esta fiera. Una verdadera bestia. Que mal estás si es que sos de mi época y sólo lo conocés por haber mordido una oreja o The Hangover.

2. Domingo 1 de setiembre. El diario La Nación estaba recién habilitado y esa tarde de vuelta del supermercado, mis padres decidieron que era ideal que nos quedemos a ver el partido de fútbol entre Argentina y Paraguay allí. Quien diría que 11 años después sería ese el lugar donde comenzaría a trabajar en Periodismo. Sobre el video hay muy poco que decir, excepto que closs era aguantable y Niembro ya era un pelmazo.

1. Pasó a mediados del 95. Me querían alejar del Nintendo y de los Caballeros del Zodíaco o algo parecido. Llegó a mis manos un libraco de un fulano francés. Por el nombre habré creído que era una revista de ofertas de una casa comercial, pero no, era El Principito, Le Petit Prince, como le dicen ahora los más cool. Poquitas páginas, que sin que me de cuenta despertaron mi imaginación y heme aquí, compartiendo mis memorias al mejor estilo Justin Bieber.

De por ahí, les interesa releer este relato y darse cuenta de lo mucho que pudo haber influido también en ustedes.

Eso nomás quería decir. Total ustedes seguro tienen algo que acotar.

Estándar

9 thoughts on “Crecí en los 90

  1. Saudades memete el post, muy bueno. Yo vivía pegado a la radio escuchando a @elgroseroese y a Manuel Bernardes cuando todavía estaba medio loco nomás, qué máquina mostruosa era radio Cardinal hoy día ni sé si existe todavía. Además cada día uno despertaba preguntándose si Lino O o algún otro general tavyrón no armó un golpe de estado.

  2. shoguicito dice:

    – Cavernícola 1: Boludo!!! Hice un blog

    – Cavernícola 2: ¡Que maestro! Que grande vivir en esta época. Que se vean esos opinadores de antes. Que venga ahora ese troll rompebolas, no sabés lo que le hago.
    🙂

  3. Noe dice:

    dos cosas:
    1) En los ’90 fui feliz porque mi club era el mejor entonces..ahora me da vergüencita ver partidos en la tele.. no necesito mas frustraciones y estres en mi vida! Olimpia FTD (for the DESCENSO)
    2) el comentario de shogui… es máaagico!😀

  4. Senna murió en San Marino, no en Italia… pero qué grande era el hijo de p***, aparte de maestro en condiciones jodidas, uno de los pocos que tuvo el honor de conducir los monoplazas de 1.500 hp. Papà me contò que lloré cuando supe la noticia (¡Andáaaaa, que tenía un año cuando eso!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s