periodismo

Off the record

El presidente Horacio Cartes se reunió con casi una decena de periodistas la semana pasada para charlar de temas que no vienen al caso o que no sabemos cuales fueron específicamente. La reunión era secreta hasta que se convirtió en pública y ahí pasó a ser privada. “Secreta” no queda bien cuando se habla del presidente de un país y de un grupo selecto de comunicadores masivos.
 
El tema saltó en la tranquila noche del domingo, esa que los canales de televisión rellenan con algún contenido periodístico en sus grillas. Fue Mina Feliciangeli, conductora del ‘Mina en Domingo’ (enigmático título), la que reveló el encuentro. Desde luego es lícito preguntarse si este súbito interés de Mina por la transparencia pudo haber sido provocado por el hecho de que su nombre no estuvo en la lista de invitados.
 
Según la propietaria de Radio 1000, el miércoles pasado, en Mburuvicha Róga el presidente Horacio Cartes recibió a los periodistas: Armando Rivarola (jefe de redacción de ABC Color), Carlos Peralta (780 AM/Unicanal), Carlos Troche (SNT/780 AM), Enrique Vargas Peña (970 AM/La Nación), Guillermo Domaniczky (Canal 13/Cardinal AM), Luis Bareiro (Telefuturo/Monumental/Última Hora), Roberto Sosa (ABC/Cardinal AM) y Oscar Acosta (Telefuturo/Monumental), siendo este último el “organizador” del encuentro y el encargado de tachar a otros comunicadores menos dignos, como Víctor Benítez y Benjamín Livieres.
 
La molestia de Mina, y que el tema se haya vuelto de público conocimiento, llevaron a Acosta a responder con una serie de tuits, con sorpresiva candidez. El comunicador inició aclarando que se trató de un “encuentro privado y no una reunión secreta”, y que fue acordado con José Ortiz, asesor de Cartes, responsable también del manejo de la tabacalera del primer mandatario de la Nación.
 
Oscar parece no estar al tanto de lo que pasan los periodistas que siguen las actividades presidenciales, o bien aprovechó un par de caracteres para trollear, ya que dijo que no sabía que había un interés tan intenso de hablar con el Presidente y que supone que si se gestiona una entrevista, Cartes responde. Lo cual resulta al menos extraño, o contradictorio, ya que previamente Acosta había escrito que Telefuturo presentó un pedido oficial para charlar con el empresario devenido en político, y que el mismo no prosperó.
 Acosta prosiguió comentando que la reunión tenía como objetivo “saber de primera mano algunas cuestiones de Estado sobre las que no se estaba recibiendo buena información”.
 
Una falla, quizás, en el sistema de comunicación del Gobierno. De la reunión también formó parte -siempre según Mina- el ministro de Comunicación, Fabrizio Caligaris. Tal vez en realidad fue una reunión para establecer lineas de comunicación más directas con las fuentes, salteando las instituciones o los mecanismos establecidos, ante la carencia de un “vocero” del equipo de Cartes. 
 
Dijo Acosta que “cada periodista elabora su agenda y construye sus fuentes. Luego los usa para cumplir con su rol de comunicador. Este fue un paso más”. Lo cual es completamente cierto y no hace más que confirmar la hipótesis del párrafo anterior.
 
Vargas Peña es un crack, más verborrágico que los otros siete comunicadores juntos, y también más creativo, porque supone que la invitación fue en base al rating, exclusiva para periodistas y excluyendo a propietarios, con lo que otro pesado del periodismo local, Humberto Rubín, quedó afuera de la mesa. Además, como mostró en el tuit, cree que mucho pasa por pichadez de quienes no fueron invitados y que cualquiera se sumó a opinar. Tiene razón en esto último, si hasta yo fui a la tele, imaginate, pero la cuestión va más allá, va a la decepción.  
 
Como periodista, admiro a muchos de estos señores y me sigue molestando que nos hayan tomado, a la audiencia, de estúpidos, al suponer que esto no iba a filtrarse y que ‘privado’ no es secreto.
 
¿Qué buscaba Cartes?
Según dijo Roberto Sosa, la molestia de Cartes y allegados pasaba por los errores que el Gobierno comete a la hora de enviar mensajes a la población o la poca receptividad de los medios a publicar las informaciones oficiales.
 
Armando Rivarola, cabeza periodística del diario ABC, en tanto insistió en que se habló sobre el relacionamiento del presidente con los medios, con un previo acuerdo ‘off the récord’ y reveló que le sugirió a Cartes establecer una especie de cadena nacional con sus mensajes más asiduamente. Imagino yo, muy a pesar de lo que debe pensar el director del Diario ABC, Aldo Zuccolillo, férreo crítico de Hugo Chávez, extinto mandatario venezolano que usaba horas y horas para solo contar bondades de su trabajo al frente de Venezuela.
 
Luis Bareiro también hizo lo propio a través de su espacio matutino en Monumental, aclarando que es algo usual que la fuente pida que el encuentro no se haga público, que es algo que pasa en los ministerios. Acosta, precisamente, había mencionado en sus tuits que este mismo proceso se había dado con el ministro de Obras Públicas, semanas atrás. Pasaron los días e incluso hay rumores de reuniones similares en Itaipú con James Spalding. 

Es probable que no haya habido mala intención alguna en el encuentro, de parte de los periodistas, pero si alguien me pide dibujar poder, haría un garabato con llamas, porque es así, cuanto más te acercás, más altas son las probabilidades de quemarte y feo.
 
José Ortiz, el nexo entre los periodistas y Cartes es un hombre muy cercano al presidente, uno de los pocos a quienes escucha, pero también un hombre que vive en las sombras, el poder detrás del poder. ¿Cuánto colaboran los periodistas a la formalización o institucionalización de lo que la Presidencia quiere comunicar, accediendo a este tipo de encuentros? Muy poco. 
 
Susana Oviedo, periodista de Última Hora y catedrática de este oficio, recordaba que si se hizo una “selección previa” de periodistas que participarían, no había nadie con representación gremial para hacer dicho corte. Y allí nuevamente gana Cartes este partido que se instaló hasta inocentemente si quieren.
 
Hoy me recordaron un dato no menor, Cartes no es afín a los sindicatos, de hecho, de algún modo los odia -ninguna de sus empresas tiene uno- y le gusta manejarse más directamente que a través de representantes de un grupo determinado de personas. Los periodistas que estuvieron van a resaltar una y mil veces, con toda la razón del mundo, que no se vendieron, ni son asesores, es cierto, pero sin querer, entraron a un juego perverso, del cual ahora el presidente sacó formas de neutralizar posibles ataques y de paso, una manera tácita de desprestigiar a aquellos que pueden y tienen el alcance para criticarlo.
 
“Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques, lo demás es relaciones públicas”
George Orwell
 
La fuente puede pedir confidencialidad, la cuestión está en que el periodista se la conceda. Si se hubiera tratado de un mano a mano quizás hasta hubiera sido comprensible, pero que varios de los periodistas más influyentes del país acepten no divulgar un encuentro con el presidente de la República puede despertar sospechas hasta del más férreo fanático llamador de dichos comunicadores.
 
En este caso, si es privado, es secreto. Si -invitaban a Mina-la información no se filtraba, iba a seguir siendo un encuentro ‘secreto’. A modo de experimento, prueben ustedes con sus parejas eso de “fue un encuentro privado, no en secreto, amor”, a ver cómo les va.
 
Después me cuentan.
 
Por cierto, un mea culpa, un ‘creo que no medimos la magnitud de esto’, un ‘me equivoqué’, no estaría nada mal.
Eso nomás quería decir.
Estándar

One thought on “Off the record

  1. Tembló torres dice:

    Y no son empleados públicos, tienen vida privada y actos en ese carácter también, eso explica el secreto, el presi es el responsable por sus actos los otros no

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s